GUÍA NUTRICIONAL DE ALIMENTOS

 

Divisoria Cereales

 

Cereales

 

Alabados como el “equipo de la vida” por su importancia histórica para la supervivencia humana, los cereales son parte esencial de una alimentación sana. Son una amplia variedad de semillas de hierbas que son cultivadas como alimento. Existen en varios tamaños y formas. Desde grandes semillas de maíz a pequeñas semillas de quinoa.

Todos los tipos de cereales son buenas fuentes de hidratos de carbono complejos, de varias vitaminas y minerales, teniendo normalmente poca grasa. Pero los que no fueron refinados, llamados integrales, son aún mejores. Los cereales integrales son mejores fuentes de fibra y de otros nutrientes importantes, tales como el selenio, el potasio y el magnesio. Los cereales refinados como el arroz blanco o la harina blanca, tienen el salvado y el germen, separado del grano. A pesar de que se añaden vitaminas y minerales tras el proceso de molienda, éstos no tienen tantos nutrientes como los integrales y no proporcionan tanta fibra.

Arroz, pan, cereales, harina y pasta, todo es cereal o productos del cereal. Coma las variedades integrales de estos alimentos en vez de los refinados, siempre que pueda. Erróneamente considerados como alimentos que engordan, los productos de grano caben fácilmente en un plano de comida sana sin necesariamente implicar un aumento de peso. El exceso de calorías es lo que lleva al aumento de peso, no, los hidratos de carbono que se encuentran en los cereales y en otros alimentos. A pesar de ello, tenga cuidado con los productos en gran cargados de azúcar y grasa, tales como la pastelería, los panes de postre o los croissants, porque son altos en calorías y proporcionan pocos nutrientes.

Comer cereales integrales no sólo asegura obtener más nutrientes sino que además, ayuda a convertir sus comidas y meriendas mucho más interesantes.

 

  Arroz Integral     Maíz
             
  Avena     Quinoa
             
  Centeno     Trigo
             
  Cebada     Trigo Sarraceno
             
  Mijo        

 

Volver Guía Nutricional de Alimentos